Consejos para tomar taxi tranquilo

Acudir al servicio de taxi en Medellín es garantía de buen servicio, rapidez, comodidad y sobre todo seguridad, sin embargo en algunas situaciones es necesario solicitar un móvil en la calle.

Es posible que se nos encontremos en una vía pública, con el teléfono descargado y sin acceso a una línea fija, ¿es confiable abordar en dicha situación un servicio de taxi en Medellín? Siguiendo las siguientes recomendaciones sí.

  1. Acércate a una zona reconocida como acopio de taxis. Si no tiene clara la ubicación lo mejor es preguntar a las personas de la zona.
  2. Mira la identificación del móvil y analiza que no tenga ninguna alteración. Recuerda que en todos los móviles del país debe aparecer como mínimo la placa, el código y la empresa a la que pertenecen. Asimismo, en el interior debe estar visible el adhesivo que autoriza su operación, el tarjetón con la guía de precios y el carnet de inscripción a la compañía de transporte.
  3. Si estás en una zona considerada peligrosa acude a un establecimiento de comercio donde veas personas, con plena certeza estarán dispuestas a ayudarte.
  4. Si al parar el taxi notas una actitud sospechosa del conductor, con todo respeto rechaza el servicio y evita entrar en confrontación. Aléjate del lugar si es necesario.
  5. Bajo ninguna circunstancia menciones tus datos personales o a lo que te dedicas durante el recorrido. Igualmente, nunca saques tu documentación u objetos de valor. Sé lo más precavido posible.
  6. Ten especial cuidado si el conductor habla por celular en voz baja, sobre el lugar donde se encuentran o si cambia de ruta inesperadamente. En esos casos es mejor que te bajes y cambies de móvil; de no ser posible alerta a otros conductores y transeúntes sobre tu situación.

Para pedir servicio de taxi en Medellín lo más conveniente es usar las líneas de atención como la 222 22 22, las aplicaciones o las páginas web que las empresas han dispuesto para atender a sus usuarios, en todo caso puede tener la certeza que los conductores de la ciudad tienen las mejores calidades humanas y profesionales.

Un repaso por las señales de tránsito

Los conductores del servicio de taxi son uno de los principales actores en la vía así que en esa misma medida son responsables de la seguridad en las calles, la cual se soporta en el respeto de las señales de tránsito y en el manejo preventivo. Y no solo la ocurrencia de accidentes se evita con las anteriores conductas, también la movilidad se ve favorecida.

En la preparación para obtener la licencia de manejo todos los aspirantes deben aprender a reconocer cuáles son sus guías en las vía pública, en especial los prestadores del servicio de taxi y de otras modalidades de servicio público. Para contribuir con el conocimiento que todos los conductores deben poseer, a continuación se explicará cómo se clasifican las señales de tránsito.

Las primeras son las señales de prevención, las cuales tienen como función primordial advertir a todos los usuarios acerca de un peligro en la vía o de una situación poco común. De tal manera que su presencia sugiere la adopción de un proceder apropiado y de extrema precaución. Se pueden diferenciar por su color amarillo y letras o símbolos negros, y porque regularmente tienen forma de rombo. Son usadas básicamente para avisar sobre intersecciones, calzadas estrechas, pendientes fuertes, curvas peligrosas, dispositivos de control, etc.

Le siguen las señales de reglamentación cuya misión primaria es indicar las limitaciones, prohibiciones o restricciones que tiene una calle o zona. La generalidad de ellas tiene forma circular a excepción de algunas como las del “Pare”, “Ceda el paso” y “Permitido estacionar”. Su color de fondo es el blanco y las letras y símbolos son negros; y casi todas presentan un contorno rojo. El desacato a una de ellas tiende a ser fuertemente sancionado.

Otra clasificación es para las señales de información, aquellas que se emplean para identificar vías, indicar rutas, destinos, direcciones, puntos de interés y cualquier información que los usuarios pueden necesitar. Su diseño es de fondo azul con indicaciones blancas y negras. Las más comunes son las que comunican la cercanía con centros de salud, estaciones de gasolina, aeropuertos, restaurantes y demás.

Como última gran división están las señales transitorias. Son las que advierten sobre obras en la carretera, por lo tanto brindan comunicación sobre condiciones distintas a las habituales que presenta el camino. Los letreros de este tipo acostumbran ser de color naranja con contenidos negros, blancos o combinados; las formas sí son muy variadas. Con frecuencia estos avisos van acompañados de personas que dictan qué hacer en la zona.

Quienes prestan el mejor servicio de taxi en Medellín tienen una gran responsabilidad, usar su conocimiento sobre las normas de tránsito más su inteligencia vial para que ellos, sus pasajeros, colegas y transeúntes puedan gozar de una calle en la que se sientan seguros y tranquilos.

Novato, el servicio de taxi lo aconseja

Todos los días ingresan nuevos conductores al servicio de taxis en Medellín, personas que vienen de otros medios de transporte público, de otras ciudades, o principiantes que encuentran en él una oportunidad laboral.

Como en cualquier trabajo los primeros días pueden ser traumáticos, más si no se conoce por  completo el área metropolitana, no se sabe mucho de mecánica o del deber ser de su profesión. Por lo anterior, los especialistas del servicio de taxis en Medellín le dan unas sugerencias para que rápidamente pase de ser un novato a todo un experto en su nueva misión.

  1. Es entendible que muchas personas aceptan un empleo más por necesidad que por gusto, sin embargo deben mantener firme la ilusión de trabajar y poner todo su ahínco por prestar un servicio responsable y de calidad. Esto te hará sentir las jornadas más cortas y mejorará su relación con el tráfico.
  2. Preparar diariamente el vehículo es lo esencial para dar una buena imagen, uno de los primeros aspectos en los que fijan las miradas los usuarios. Si ven tu taxi en mal estado o sucio, o una mala presentación personal, con seguridad nunca te levantarán la mano o te rechazarán.
  3. Ser taxista implica el contacto directo con clientes y demás actores en la vía, incluida la autoridad; así que hay que ser empático con todos ellos. Trata de ser amable y estar dispuesto a prestar cualquier ayuda que el pasajero necesite. Si halla un pasajero que entabla conversación sígale la corriente, si por el contrario es alguien callado, respete su actitud.
  4. Al igual que en otros tipos de negocios o marcas en el servicio de taxi también se puede fidelizar a los usuarios. Si conservas tu carro limpio y en buenas condiciones, y si tu trato a los demás es simpático, manda a hacer una tarjeta personal y entrégala al finalizar las carreras. Los clientes llaman cuando quedan complacidos con tu atención.
  5. Personas buscando taxi hay en todas partes, así que no es recomendable quedarse en un acopio mucho tiempo. Busca rutas alternativas o sectores con alta demanda de transporte, así harás más rentable tu trabajo. Además irás conociendo la ciudad.
  6. El trabajo duro trae recompensa por tanto laborar domingos y festivos da sus frutos. Si eres una persona joven ávida de ocupar tu tiempo al volante y sacarle dinero, las noches y los fines de semana son los días más productivos.

Los conductores de servicio de taxis en Medellín se sienten muy orgullosos de lo que hacen y es precisamente porque salen a diario a las calles a entregar lo mejor de sí, y ese es tu deber también.

Señor taxista, ¡a cuidar su salud!

Ser conductor de taxi en Medellín se asocia muchas veces con grandes cargas de trabajo y horarios flexibles que poco les permite adquirir hábitos laborales que contribuyan mantener a su salud física y psicológica; sin embargo con unos simples cambios en su rutina diaria el taxista se beneficiará de una conducción más cómoda y eficiente y, sobre todo, de menores niveles de estrés.

El primer consejo tiene que ver con el asiento y la postura al manejar para evitar el dolor de espalda, muy recurrente no solo en las personas que manejan taxi en Medellín sino en todos los choferes que pasan ocho y hasta más horas conduciendo. Lo indicado es mantener el soporte de la espalda y el apoyacabezas ajustados a la altura de los ojos; también el uso de un cojín de apoyo lumbar para evitar dolores en la columna, más si no se tienen sillas ergonómicas. Adicionalmente, es conveniente situar las manos en el volante en una posición que simule las manecillas de un reloj a las 10:10, y conservar las rodillas flexionadas para impedir el cansancio extremo y protegerlas en caso de accidente.

Las pausas activas son otra costumbre que deben adquirir los conductores de taxi en Medellín, pues manejar por periodos prolongados de tiempo fatiga tanto física como mentalmente; así que hacer descansos regulares en el día es bueno para relajar los músculos, estirar las extremidades y hacer algún ejercicio de flexibilidad. El descanso mejora la circulación sanguínea y aumenta la concentración.

El clima en la ciudad cada día es más alto, por tanto se aconseja usar ropa de tejidos fríos o livianos y zapatos cómodos y cerrados; también llevar unas gafas de sol para reducir la fatiga en los ojos particularmente durante el mediodía. Igualmente se debe preservar una temperatura agradable en el vehículo para ayudar a la concentración e impedir que el cuerpo se tensione al tratar de compensar los excesos de calor o frío.

La hidratación es otro factor que interviene positivamente en la concentración así como en el rendimiento físico, la memoria a corto plazo y reduce el cansancio. Todo conductor de taxi en Medellín debe cargar una botella de agua para aliviar el calor pero al mismo tiempo para disminuir la fatiga muscular y la somnolencia.

El último consejo es llevar una vida sana para que el estrés y el cansancio no se conviertan en unos pasajeros permanentes. Es vital tener una alimentación balanceada, practicar ejercicio, dormir el tiempo justo y evitar cualquier conducta que genere un riesgo laboral.

Un taxista puede seguir estas sencillas recomendaciones en su quehacer diario pero lo más valioso que puede hacer, es acudir al médico ante cualquier síntoma de enfermedad, pues de eso dependerá el cuidado de su vida y la de sus usuarios.

Servicio de taxi, de los mejores

El servicio de taxi en Medellín siempre está en la búsqueda de alcanzar la excelencia para ofrecer a usuarios tanto locales como visitantes un transporte acorde a sus expectativas. Parte de ese objetivo se ha conseguido gracias al esfuerzo de las empresas afiliadas a Celusuper por capacitar a sus conductores en las materias que más intervienen en la comodidad y seguridad del pasajero.

El servicio
El servicio de taxi en Medellín se caracteriza por tener empleados bien informados sobre la oferta turística de la ciudad, sobre restaurantes, hoteles, agencias de viajes y demás sitios de interés; incluso algunos tienen conocimientos en inglés para relacionarse fluidamente con los extranjeros. Por otra parte conocen perfectamente la ciudad lo que les permite hacer recorridos más ágiles a cualquier barrio o comuna. Lo más importante es que siempre cobran la tarifa justa, es decir, exactamente lo que marca el taxímetro.

Los vehículos
Los taxistas de Celusuper siempre mantienen sus carros en inmejorables condiciones técnico-mecánicas y de aseo para brindar un ambiente seguro y limpio. Asimismo mantienen sus documentos al día para garantizar que los ocupantes conozcan quién los está movilizando y puedan hacer algún reclamo si así lo consideran. En ese sentido la empresa conserva una base de datos de todos sus conductores para hacer seguimiento de su desempeño.

La relación con el usuario
Quienes manejan los vehículos de la compañía poseen una cultura de atención al cliente que promueve el trato cordial con todos los pasajeros; igualmente son personas que se identifican por mostrar siempre una buena actitud y guardar una presentación personal impecable. Saben saludar, despedirse y prestar ayuda cuando las personas lo necesitan.

La conducción
En los conductores de las empresas afiliadas a Celusuper destaca su interés por el respeto a las normas de tránsito, pues entienden la responsabilidad que conlleva ser un actor en la vía y el transporte de terceros; entienden también que con un buen comportamiento evitan accidentes y se contribuye a la movilidad.

La ciudad cuenta con un sistema de transporte admirable en el que usuarios, conductores y las mismas empresas están fijando estándares que lo sigan manteniendo como uno de los mejores del país, y es el aporte del servicio de taxi en Medellín con ayuda de la tecnología, el que está tomando el liderazgo.

Taxis extranjeros, una experiencia nueva

La mejor alternativa para adentrarse en la cultura de un país es viajar en un móvil, pues no solo el conductor te muestra los rasgos que caracterizan a sus habitantes, sino que el mismo vehículo es muestra fiel de sus gustos, saberes, creencias y parte fundamental del paisaje urbano. Cada ciudad tiene un carro para prestar este servicio así que al solicitar taxi es muy posible que se encuentre con uno de estos.

En La Habana
Allí casi todos los taxis son modelos americanos de los años 50 y aunque no resultan cómodos o fiables, son un viaje al pasado que refuerza la idea de que Cuba se detuvo en el tiempo. Se conocen como Almendrones.

En Bangkok
Los tuks tuks son de los vehículos de servicio público individual más pintorescos del mundo. Son motocarros bastante coloridos y destartalados pero muy ágiles para esquivar el caótico tráfico de la ciudad asiática. Sin embargo son muy inseguros y no tienen tarifas establecidas.

En México D.F.
Los vochos, o los taxis Volkswagen escarabajo verdes y blancos son los más consentidos en el país azteca; lastimosamente a causa de sus altos índices de contaminación y carrocería de dos puertas están siendo retirados de las calles para darle ingreso a modelos más modernos y amigables con el ambiente.

En Tokio
Se podría esperar que al solicitar taxi en la capital japonesa aparezca el móvil del futuro, pero no es así, aunque son vehículos con muchos adelantos tecnológicos, es una decoración extravagante lo que destaca en ellos; por ejemplo los conductores deben usar guantes blancos y los reposacabezas están cubiertos con encajes.  Hay que enfatizar que su servicio es uno de los más costosos del planeta.

En Venecia
Como es sabido, esta ciudad italiana está atravesada por canales de agua por tanto sus taxis tenían que ser barcos cómodos y rápidos. El costo de una carrera es elevado, aunque menor al de las góndolas, pero por ser una ciudad turística son bastante demandados. Su contraparte son los vaporettos, naves que hacen las veces de buses públicos.

En Londres
Los hackney carriage son hermosos carros negros de diseño retro. El servicio de los black cab es catalogado como el mejor servicio de taxis del globo, gracias a que sus conductores pasan por exhaustivas pruebas de conducción y conocimiento sobre rutas, direcciones y sitios turísticos para obtener su licencia. No sobra decir que gozan de simpatía entre locales y visitantes.

En New York
Uno de los distintos de la gran manzana son sus yellow cab. Comenzaron a circular en 1907 y son tan reconocidos como la Estatua de la Libertad o el Empire State. Viajar en ellos no resulto caro, es más bien una experiencia multicultural.

Al solicitar taxi en otro país es posible que se encuentre con una de estas maravillas de la industria del transporte, las cuales dan otra visión del mundo y muestran cómo se concibe en distintas latitudes el servicio más súper para ir de un lugar a otro.

Taxista, cuide sus llantas

El servicio de taxis debe destacarse por atributos que los diferencien de otros sistemas de transporte público como la comodidad, la rapidez y la seguridad. Este último no solo se refiere al cumplimiento de las normas de tránsito o a la conducción prudente, sino al mantenimiento en óptimas condiciones de todos los componentes del vehículo.

Varias de las recomendaciones más recurrentes de los fabricantes y de las mismas empresas que prestan servicio de taxis, van dirigidas al cuidado de una de las partes que más previene la ocurrencia de accidentes porque interviene directamente en el manejo. Se trata de las llantas. Aquí los consejos:

  1. Mantener la presión de aire correcta para evitar el desgaste prematuro o alguna deformación. Si la presión es superior a la recomendada puede presentarse un desgaste disparejo y la vida útil de la llanta se reducirá; por el contrario si es menor, el rodamiento se anchará y se puede alterar su forma original. Hacer un control mensual del nivel del aire es lo indicado.
  2. Verificar el desgaste de la banda de rodadura para conservar su correcta medida. Esta sugerencia va dirigida a garantizar un buen agarre y tracción al terreno. Algunas llantas tienen indicadores de desgaste para que cuando se llegue al límite se haga el reemplazo del neumático.
  3. Rotar las llantas para lograr un desgaste uniforme. Se hace pasando los neumáticos traseros para adelante y viceversa. Lo conveniente es que se realice cada 12.000 kilómetros.
  4. Alinear las ruedas para que la dirección junto con una suspensión en buen estado, preserven el buen comportamiento del taxi y contribuyan a la seguridad. La alineación es muy importante porque protege las llantas del desgaste irregular.
  5. Impedir la resequedad para que no aparezcan grietas en las paredes de los neumáticos. Existen varias maneras para proteger las llantas de este problema, una es sorteando las temperaturas extremas y los químicos; y la otra es usar detergentes suaves, especiales o productos para refrescar el caucho.
  6. Tener cuidado al conducir y estacionar para no ocasionar deformidades o desgastes atípicos en las llantas. Esto se consigue al no cometer errores como estacionar el taxi sobre un escalón, una acera o un terreno muy irregular; también evitando los golpes fuertes durante los recorridos.

Si sigue estas normas estará aplicando algunas de las mejores prácticas necesarias para que el servicio de taxis presten una gran misión.

Así define precios el servicio de taxi

Cada modalidad de transporte público terrestre se diferencia de los demás por varios elementos como el color de los automotores, distintivos especiales, color de la placa, etc. Pero en el servicio de taxi hay un componente que no se encuentra en los demás, el famoso taxímetro.

Si al usar un servicio de taxi factores como el tiempo, la ruta a seguir, la sensación de seguridad e incluso el trato por parte del conductor son importantes, los números que va marcando dicho aparato hasta pueden ser motivo de angustia, luego, ¿se ha preguntado cómo funciona un taxímetro? Aquí se lo contamos.

Es un dispositivo de medida electrónico que calcula el precio a cobrar con base en la distancia del trayecto y en el tiempo transcurrido, es decir, si el vehículo está detenido lo hace de acuerdo al tiempo y cuando está en marcha tiene en cuenta los kilómetros recorridos. Esa es la información que finalmente se convierte en la tarifa. Técnicamente el taxímetro cumple su labor apoyado en un sensor conectado a la transmisión del taxi que envía un impulso eléctrico cada vez que se transita un trayecto determinado; asimismo en un temporizador que hace lo mismo cada ciertos segundos.

El precio final en el servicio de taxi
Cuando los impulsos de la distancia atravesada son más frecuentes que los del tiempo, como sucedería cuando se avanza a buena velocidad, el taxímetro definirá el valor dependiendo de los metros; en cambio si los impulsos del temporizador son más repetidos, por ejemplo en situaciones de trancón, el dispositivo calculará el costo sirviéndose del tiempo en “espera”.

No obstante al ser dos las medidas que determinan el precio es común que solicitar servicio de taxi para ir de un lugar a otro no represente siempre el mismo monto a pagar, ya que las condiciones de tráfico nunca se mantienen constantes. Seguir el camino más corto nunca es garantía de menor precio.

Actualmente en el Valle de Aburrá las tarifas son $87 por cada 78 metros y $150 por cada 60 segundos de espera.

Así funciona una aplicación para taxis

Las aplicaciones para taxis están superando a los canales más tradicionales para solicitar móviles. Aunque muchos todavía recuerdan y siguen usando el famoso 222 22 22 cuando tienen un teléfono fijo a la mano, para las generaciones más recientes las apps son el único medio que existe.

Todas las soluciones tecnológicas funcionan gracias a complicados procesos internos y en segundo plano que son imperceptibles, pues dentro de sus objetivos, aparte de prestar un determinado servicio, está ofrecer una experiencia de usuario satisfactoria.

Es definitivo que gracias a la comodidad y rapidez que brindan las aplicaciones para taxis son las herramientas más usadas para encontrar transporte en la ciudad pero, ¿se ha preguntado cómo funcionan? Aquí se lo contamos.

Cuando una persona solicita un móvil a través de cualquiera de las aplicaciones para taxi que existen, ésta indica en pantalla su posible ubicación y pide la confirmación si está correcta o edición en caso contrario; seguidamente explora los vehículos más cercanos con la ayuda de los sistemas GPS y de seguimiento satelital y transmite el pedido a los conductores afiliados; el primero que atienda la notificación es quien realiza la carrera. Es un procedimiento que solo toma segundos.

Entre tanto el usuario recibe el perfil y todos los datos de identificación del carro como nombre completo del conductor, foto, número de celular, modelo del auto, número de la tarjeta de operación, para que sepa de antemano quién lo va a transportar, y su ubicación en el mapa para hacer seguimiento de su recorrido y estimar el tiempo de llegada.

Es de destacar que algunas que algunas apps ofrecen la posibilidad de elegir el método de pago, efectivo, con tarjeta débito o crédito desde el mismo celular, y registrar una calificación visible a otros usuarios acerca del servicio prestado por el taxista.

La utilidad de las aplicaciones para taxi no tiene discusión, de ahí que los nuevos desarrollos y su masificación sigan en marcha. De ahora en adelante cada vez que haga una solicitud por medio de ellas sabrá cómo hallan el amarillo más confiable, ágil y seguro.

Comunicado Celusuper

Medellín, septiembre 16 de 2016

Celusuper y sus conductores afiliados quieren informar a todos sus usuarios, medios de comunicación y público en general, que las denuncias que vinculan a uno de sus conductores en actos delictivos son totalmente falsas. Ninguno de los taxis afiliados a nuestra compañía tiene la placa SDU 251 mencionada en los medios de comunicación, la cual corresponde a la ciudad de Barranquilla y por tanto no puede operar en la ciudad.

Hacemos un llamado a la afectada para que realice la respectiva denuncia y a las autoridades para que esclarezcan los hechos.

Celusuper insiste en su compromiso con la seguridad y el bienestar de sus clientes; asimismo reitera la idoneidad de sus conductores quienes son elegidos tras un estricto proceso de selección y de los cuales se mantienen datos actualizados en la empresa.