Taxista, ahorre gasolina con estos tips

El principal costo que deben asumir los servicios de taxi  es el combustible, pues sumado a que todo el día están recorriendo las calles y que el país tiene uno de los precios más elevados del mundo con alzas mensuales constantes, la empinada topografía de la ciudad no ayuda mucho al ahorro.

La mejor manera de que los servicios de taxi de la ciudad disminuyan el consumo de combustibles, y por tanto economicen su dinero, no está en operar desde acopios o en zonas llanas, está en seguir algunos buenos hábitos de conducción como los siguientes:

No dar acelerones
Uno de los primeros consejos es nunca dar acelerones bruscos e innecesarios y evitar accionar el pedal con el vehículo detenido; pues ambos ejercicios producen un gasto extra de combustible. Otra recomendación aquí es no hacer cambios bruscos en la velocidad, un aumento súbito del 20% (de 80 a 100 km/h por ejemplo) ocasiona una subida del 44% en el gasto.

Usar marchas largas
A una velocidad constante, cuanto más bajo es el cambio mayores son las revoluciones así como el consumo. Lo ideal es utilizar marchas largas siempre que se pueda y al arrancar pasar rápidamente de primera a segunda para mantener el motor a bajas vueltas. El margen adecuado para taxis a gasolina es de 2000 a 2.500 r.p.m. mientras para autos a diésel es de 1.500 a 2.000 r.p.m. Para tener una idea, un carro a 100 km/h en quinta gasta 6 litros, en cuarta 6.3 y en tercera 7.1.

Mantener la presión de las llantas
Los servicios de taxi sugieren circular con la presión sugerida por el fabricante, lo cual no solo ayuda a evitar las chuzadas sino que también contribuye al ahorro de combustible. Un neumático falto de aire puede aumentar el gasto de gasolina hasta en un 3%.

Emplear las marchas correctas en subidas y bajadas
El consejo para los tramos en subida es bajar el cambio lo máximo posible incrementando la presión sobre el acelerador pero sin llegar a tocar fondo. Para las bajadas se debe subir la marcha a revoluciones menores a las recomendadas y circular en el cambio más largo posible.

No acelerar antes de una parada
En la ciudad donde las paradas y cruces son incontables de nada sirve acelerar antes de llegar a un punto seguro de detención. Lo mismo sucede cuando hay un semáforo rojo a la distancia. Una recomendación adicional; en las esperas largas apagar el carro.

Sin importar si se es conductor o propietario, todos los responsables de los servicios de taxi deben buscar el ahorro en combustible ya que beneficia tanto el bolsillo como el medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *