¿Por qué es mejor el taxi que Uber?

El taxi es el medio de transporte público individual más tradicional y por tanto el más conocido por todos. No obstante hace pocos años arribó al país una opción de servicio similar que tiene a los usuarios en el dilema de a cuál acudir.

Uber parece ser del agrado de las personas pero un dolor de cabeza para los conductores de taxi, que han perdido cuota de mercado ante una alternativa falta de reglamentación y eso no lo ven justo.

Las personas que optan por una u otra opción tienen sus razones, que si bien son válidas, se quedan cortas ante consideraciones de fondo estrechamente relacionadas con la seguridad, el bienestar y la tranquilidad. Nos referimos a los requisitos de los vehículos.

Las ventajas del servicio de taxi

El modelo

En Uber los vehículos tienen que ser de modelos superiores al 2007 y aunque en el servicio de taxi se encuentran autos con más años, las compañías del sector se esfuerzan constantemente por renovar su flota hacia una más moderna, cómoda, segura y ecológica.

Revisión técnico – mecánica

Un móvil tiene que ser evaluado al segundo año después de ingreso en operación, esto garantiza que desde sus primeros kilómetros se halle en perfectas condiciones de funcionamiento y así se mantenga durante toda su vida útil. Por el otro lado los automotores adscritos a Uber solo entran a examen a partir del sexto año.

Seguro

El servicio público está en la obligación de poseer un seguro con cubrimiento de responsabilidad civil, el cual cobija daños y perjuicios a terceros. Adicionalmente accidentes personales, riesgos laborales y hasta pueden incluir seguro de vida. El de los vehículos particulares generalmente no tiene tanta cobertura.

Pase de conducción

El documento necesario para vehículos de servicio público debe renovarse cada tres (3) años por lo que un conductor de taxi pone a prueba su pericia y conocimiento al volante regularmente. Entretanto un chofer de Uber cuenta con licencia vigente hasta por diez (10) años.

Tarjeta de operación

Un taxi necesita rehabilitar su tarjeta de operación cada año, lo que avala el cumplimiento de todos los requisitos. Para operar un Uber solo es necesaria una cuenta bancaria.

Pese a que ambos servicios son rápidos y cómodos, solo uno cumple todas las obligaciones de ley y por tanto ofrece un entorno de seguridad jurídica, que es como debe ser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *